1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

veracruz de vacaciones Veracruz es uno de los destinos turísticos más atractivos de México gracias a su combinación de playas, historia y una rica gastronomía. Muchos turistas se decantan por buscar hoteles en Veracruz para disfrutar de sus vacaciones.

Las playas son su principal encanto. Aguas calmadas y cristalinas, un tiempo estupendo y diversos paisajes que hacen de ellas una de las zonas con el mejor baño de México. Las hay para todos los públicos. La primera opción es visitar Cancuncito, un ‘pequeño Cancún’ situado cerca de la capital. Se trata de una pequeña playa de arena con aguas transparentes donde el snorkel es una de las actividades obligadas. Es necesario ir en barco, que realizan un recorrido previo por la Isla de los Sacrificios. Si buscamos un poco más de emoción, Costa Esmeralda es una zona con aguas tranquilas y una arena suave, ideal para familias o grupos que quieren pasar unos días de relax. Los amantes del buceo encuentran en Antón de Lizardo su destino preferido. En esta zona, ubicada a poco más de 20 kilómetros de la capital de Veracruz, es posible disfrutar del mejor paisaje marítimo de la región. Su arrecife es espectacular y en torno a él se puede descubrir una variada y preciosa fauna marina.

La Playa Montepío está dirigida a un público mochilero, el que no tiene hoja de ruta establecida y busca siempre nuevas aventuras. Es muy habitual recorrer esta costa en una lancha y descubrir así su paisaje natural y adentrarse en algunas cuevas que se encuentran durante el recorrido. Otro bonito paisaje lo encontramos en la Playa Chachalacas, un área espectacular caracterizada por sus inmensas dunas en las que es posible circular con vehículos todoterrenos o en quads. También es una buena zona para practicar buceo o conocer un poco de historia en sus varias zonas arqueológicas. Otra opción para disfrutar del mar es Playa Escondida, un rincón al que no es posible acceder en coche y en el que el visitante se encuentra con una inmensa área natural, llena de vegetación. Para acceder a ella solo se puede hacer en una lancha, a caballo o andando. El hospedaje en Veracruz presenta una oferta de calidad, por lo que es posible encontrar cerca de las mejores zonas.

 

Historia y cultura

Si queremos aparcar por unas horas las playas, Veracruz ofrece una amplia oferta cultural y de ocio. Pasear por el Malecón y el Zócalo de la ciudad es una actividad muy agradable que nos acerca un poco más a la cultura y las tradiciones de esta zona del Golfo de México. El Malecón es la zona portuaria y uno de los barrios con más ambiente de la ciudad. Junto a la brisa del mar, podemos disfrutar en sus numerosas terrazas mientras degustamos una copa de menyul veracruzano o toritos de cacahuete, algunas de las bebidas típicas de esta región. Muy cerquita, también a escasos metros de la costa, nos topamos con el Zócalo, la parte histórica de Veracruz en la que nos adentramos un poco más entre la sociedad local. Hay mucha animación con restaurantes, músicos y vendedores callejeros que dan un encanto especial a la visita. Enfrente del Puerto de Veracruz se sitúa la isla de San Juan de Ulúa, una fortaleza construida por los españoles en el siglo XVI de obligada visita. En ella se produjeron algunas de las batallas que vivió el país mexicano durante la primera mitad del 1800. Antes solo era posible llegar en barco, pero ahora hay una carretera que la conecta con tierra.

 

Campos de café

Los enamorados del café tienen aquí también su espacio. Veracruz es una región con muchos pequeños campos cafeteros que se pueden visitar. Hay tous específicos para descubrir estos campos de producción y conocer las formas más tradicionales de producción del café. En la ciudad de Córdoba está el Museo del Café y alrededor de la capital encontramos también fincas donde producen el café de forma artesanal. Es un pecado despedirse de esta visita sin haber degustado el producto. Esta ruta se denomina Senderos del Café y transcurre alrededor del Pueblo Mágico de Coatepec, reconocido como el corazón cafetalero de México.

Tras una larga jornada, la gastronomía de esta zona de México ofrece una amplia variedad de platos riquísimos. Las tradicionales picadas, unas tortillas hechas a mano; el pescado a la veracruzana o el chilpachole con camarones o pulpo son algunos de las comidas de referencia. El arroz a la tumbada es otro de los platos típicos que incluye arroz, cebolla, mariscos y un caldo rojo que se prepara en una olla de fuego. Se trata de una cocina que utiliza ingredientes autóctonos con un marcado sabor a mar. El pescado es el alimento clave en una gastronomía que combina la tradición mexicana con sus propias particularidades que ofrece esta tierra. Son menús ideales para cerrar una agradable jornada entre historia, naturaleza, café y playas.

 

***

 

Publicidad Universidad Politécnica de Chiapas

convocatoria up 2019