1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

 

Yassir, el alfil de Sabines, con un pie en la cárcel (En la Mira) Héctor Estrada Han pasado nueve años desde que Yassir Vázquez Hernández dejó la presidencia municipal de Tuxtla Gutiérrez y hoy la justicia parece estarle “pisando los talones”. Y es que, este 12 de agosto el Juzgado Tercero de Distrito en Materia de Amparos y Juicios Federales con sede en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, le negó al ahora funcionario poblano la suspensión definitiva de la orden de aprehensión que hoy se sigue en su contra.

Se trata de una denuncia penal interpuesta hace cinco años, bajo el expediente 153/2015, que acusa a Vázquez de delitos como ejercicio ilegal del servicio público, peculado y asociación delictuosa durante su paso como alcalde de la capital chiapaneca. Las acusaciones señalan irregularidades por más de 56 millones de pesos como parte de la ejecución de 57 obras pertenecientes al controversial proyecto “Que Viva el Centro” en 2011.

El ex presidente municipal de Tuxtla Gutiérrez fue y es hasta hoy uno de los hombres más cercanos al ex gobernador Juan Sabines Guerrero. Durante la administración de Sabines como presidente municipal de la capital chiapaneca (2004-2006), Vázquez ocupó los cargos de Secretario Privado, Secretario Particular del edil, Secretario Técnico del Ayuntamiento y Director de Atención Ciudadana.

Con el ascenso de Sabines al gobierno de Chiapas, Yassir ocupó puestos estratégicos como la Secretaría de Desarrollo y Participación Social (Sedepas) desde donde saltó a la candidatura para la presidencia municipal de Tuxtla Gutiérrez en 2010. Ahí permaneció hasta agosto de 2012 para intentar hacerse de la candidatura al gobierno de Chiapas por el partido que en ese entonces gobernaba la entidad (el PRD), pero los acuerdos políticos para facilitar el paso a Manuel Velasco Coello lo sacaron de la jugada.

Su relación con el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) en Chiapas pronto se tornó escabrosa. A regañadientes fue nombrado dirigente del Partido Verde durante el proceso electoral, pero con la llegada de Velasco al gobierno fue rápidamente expulsado de la estructura partidista y de la vida pública de la entidad, desencadenando un exilio político en el centro del país que se prolongó hasta 2018 cuando apareció como asesor de Cuauhtémoc Blanco a la presidencia municipal de Cuernavaca, Morelos.

Pero no era la primera vez que Yassir dirigía una campaña política para el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), años antes había coordinado la campaña de Miriam Roldan a la diputación por el Distrito Electoral Federal 10 de la Ciudad de México donde comenzó su involucramiento con varias figuras destacadas del nuevo partido político.

El ex presidente municipal de Tuxtla Gutiérrez, fue pieza clave para fortalecer nuevamente los vínculos entre Miguel Barbosa Huerta y Sabines Guerrero. Al ex gobernador chiapaneco se le vio en múltiples ocasiones acompañando a Barbosa durante sus eventos de campaña. Desde ese momento no hubo el menor empacho para disimular la participación activa de Sabines tras las aspiraciones políticas del poblano.

Después del nombramiento de Yassir Vázquez como subsecretario de Movilidad y Transporte en agosto de 2019, la injerencia de Sabines Guerrero dentro del gobierno de Barbosa se confirmó el pasado mes de febrero con el nombramiento de Raciel López Salazar como secretario de Seguridad del Estado de Puebla. Se trata nada más y nada menos que del ex procurador chiapaneco y otra de las piezas más importantes durante el sexenio sabinista.

Yassir Vázquez fue eslabón fundamental de la operación política y el manejo de recursos públicos para los programas sexenales, desde la Sedepas y también desde el ayuntamiento tuxtleco. No es cualquier personaje. Su nueva posición en la mira de las autoridades judiciales, con una inminente orden de aprehensión a cuestas, también impacta de manera directa al ex gobernador chiapaneco Juan Sabines debido a los evidentes vínculos y complicidades del pasado que aún los unen.

Con la negativa definitiva al amparo promovido por Vázquez Hernández para evitar la ejecución de la orden de aprehensión, el ahora secretario de Movilidad y Transporte en Puebla deberá enfrentar una nueva audiencia incidental el próximo 20 de agosto que podría complicar su situación, dentro de un juicio federal que no sólo podría inhabilitarlo, sino llevarlo pronto a prisión. Así que habrá que estar muy atentos con este caso que seguramente dará mucho más de qué hablar… así las cosas.