1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

quiero casa en CdMX Independizarse es uno de los grandes sueños de cualquier mexicano joven. Sin embargo, esta tarea se ha convertido en una auténtica odisea para los ciudadanos de Ciudad de México. Debido a la especulación existente, los precios de compra y venta de inmuebles en la capital se han establecido como los más altos del país, duplicándose considerablemente con respecto a los fijados en otras ciudades. Según el informe publicado por el portal inmobiliario Lamudi, el precio de una casa llegó a alcanzar los 8,057,000 pesos, lo que hace realmente difícil la compra y adquisición de una vivienda. Es por ello que empresas como Quiero Casa en CDMX se han convertido en la opción salvavidas de muchos ciudadanos.

La oportunidad de construir su propia vivienda está instalándose en la mente de muchos mexicanos, ya que adquirir un hogar con materiales y diseños de la más alta calidad a un precio verdaderamente accesible no es una tarea nada fácil. Del mismo modo, las inmobiliarias son siempre una de las mejores alternativas si se busca un hogar que se ciña a la lista de requisitos establecidos por cada comprador. Sin embargo, de una forma o de otra, siempre será necesario consensuar diversos factores con el objetivo de centrar los esfuerzos en encontrar el departamento de nuestros sueños.

 

Presupuesto

Antes de comenzar a buscar la vivienda ideal, es importante establecer un presupuesto al que ceñirnos para evitar, de esa forma, posteriores problemas. Asimismo, será necesario también hacer una serie de cálculos acerca de tus futuros ingresos para conocer con seguridad que se pueda hacer frente a cualquier imprevisto que surja, así como a la compra de nuevos muebles para la nueva casa. Esta fase es una de las más importantes, ya que una vez cerrado el presupuesto se podrá comenzar a inspeccionar las zonas de la ciudad que más se adapten a este, lo cual impedirá acabar endeudado al comprar una propiedad.

 

Ubicación

Uno de los factores indispensables a tener en cuenta junto con el presupuesto es averiguar qué zona de la ciudad es la más idónea para nuestros intereses. Aunque cada persona tiene unos requisitos específicos, lo más recomendable es elegir un entorno que facilite la vida diaria. Es por ello que se debe seleccionar una vivienda a una distancia considerable del lugar del trabajo y que cuente con transporte en las proximidades, así como con centros comerciales, espacios verdes, escuelas, supermercados, centros de salud e incluso lugares para salidas nocturnas. No obstante, es importante estudiar cada barrio de la ciudad y acotar la búsqueda en función del modo de vida que se quiera llevar.

 

Reducir el número de viviendas

Una vez que se han visitado todos los posibles hogares, es conveniente reducir la lista a tres o cuatro y analizar todas las prestaciones y aspectos que ofrece cada una de ellas. De este modo, será mucho más fácil decantarnos por una de ellas en particular y asegurarnos de estar tomando la decisión correcta. Aquellas cosas a las que se deben prestar especial atención son varias. Es importante que cuente con todos o casi todos los espacios que se necesiten así como que estos sean de las dimensiones deseadas. Asimismo, el estado general de la vivienda, los acabados y toda la instalación eléctrica deben estar en perfectas condiciones para poder entrar a vivir sin que suponga peligro alguno.