1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. 18 de octubre de 2021.- “A 44 años de Arquitectos de Chiapas conformación de la Academia Nacional de Arquitectura, las condiciones de esta profesión vinculada directamente al desarrollo y al sentido de bienestar social por ser una de las bellas artes, han experimentado cambios enfocados a brindar soluciones desde la compleja realidad nacional”, enfatizó el presidente del capítulo Chiapas de la A.N.A, Porfirio Gómez García, durante la presentación de nuevos académicos de número en la entidad.

En una tarde llena de emociones enmarcadas por la presentación del grupo de danza contemporánea de Arturo García; las interpretaciones musicales del maestro Douglas Bringas, el recital de la virtuosa Leticia Zepeda y la presentación literaria de José Rubén Cruz Aguilera, se enalteció el trabajo logrado en la entidad con la integración del capítulo Chiapas de la Academia desde 2012 y su constitución oficial, el 24 de abril de 2013.

Con la inclusión de los nuevos académicos de número en Chiapas, el capítulo Chiapas refrendó su compromiso de coadyuvar con las autoridades para la conservación del patrimonio arquitectónico histórico de todo el país y particularmente en Chiapas; de transitar hacia una habitabilidad amigable con el medio ambiente; y seguir impulsando la conjunción de esta actividad con el urbanismo que rodea a las personas las 24 horas del día.

Después de breves intervenciones a cargo de los arquitectos Julio César Cifuentes Constantino y Jorge Joaquín Farrera Olmedo, se realizó la presentación de algunos proyectos de los arquitectos Julio César Solís Domínguez y Héctor Castellanos Rovelo, dejando de manifiesto el impacto de su profesión en la calidad de vida de las ciudades, teniendo un ejemplo de ello en el hecho de que, durante los primeros años de trabajo del capítulo Chiapas, se lanzó una decidida defensa contra la remodelación del mercado público en Arriaga ya que proyectaba la destrucción del legado de expresionismo estructural que caracterizó al Movimiento Moderno del siglo XX y cuyo máximo exponente, Félix Candela (autor arquitectónico y/o estructural de obras tan notables como el Palacio de los Deportes de la Ciudad de México, la Iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe en Madrid; y la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia, España), asesoró personalmente dicha obra que lamentablemente, fue finalmente demolida.

Subrayando la importancia de mantener a la arquitectura cercana al espíritu humano y ponderar la labor de aquellos visionarios que han abierto el camino para las siguientes generaciones, entregaron reconocimiento también al arquitecto José Antonio Toriello Martínez por sus más de 70 años de ejercicio profesional y a las familias de los arquitectos Carlos Penagos López y José Toledo Castillejos, en honor a su memoria.

El evento concluyó con la intervención del presidente de la Unión Internacional de Arquitectos, José Luis Cortés Delgado, quien recordó que dicha figura surgió como una respuesta de los arquitectos de todo el mundo para abonar a la reconstrucción en Europa tras la Segunda Guerra Mundial, y que en este 2021 reafirma este objetivo, ahora para atender el impacto del fenómeno, no bélico sino de salubridad que ha representado la pandemia de COVID 19 y que ha replanteado la forma en que se conciben los espacios públicos y privados, esfuerzo al que invitó a los arquitectos de la entidad, a sumarse.

***

 

.