1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

El bunker debe ser investigado A. Marroquín

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. 13 de agosto de 2020 (muralchiapas.com).- El director general del Instituto de Seguridad Social de los Trabajadores del Estado de Chiapas (Isstech), Alberto Cundapí Núñez, está obligado a explicar el por qué usó al Hospital de Especialidades “Vida Mejor” como un búnker y privilegiar atención a personas sin ser derechohabientes de la institución.

Antonio Juárez Navarro, del despacho Blindaje Médico Jurídico, consideró que mientras en las clínicas Covid donde la ciudadanía en general podía y puede acudir para recibir atención médica por COVID-19 se les negaba la atención por falta de espacios, el Búnker VIP (Personas Muy Importantes) instalado en el hospital del Isstech, era un espacio exclusivo, que atendía a un reducido número de personas - no todos derechohabientes- a quienes se les fue asignado más de 90 trabajadores de salud, cuando en otros hospitales lo que hacía y hace falta es personal médico.

El abogado del médico Vicente Grajales Yuca, planteó que el espacio privado existió antes del arresto del doctor chiapaneco, donde el director general del Issstech y el mismo secretario de Salud Estatal, tuvieron injerencia y responsabilidad en el tratamiento de personas de alto perfil, como lo fue el ex líder de Mover a Chiapas, Miguel Arturo Ramírez López.

“El Búnker VIP puedo corroborar que existió, no sé si existe en este instante, pero existió y el secretario de salud tiene responsabilidad en esto, la indagatoria deberá citar a todos los funcionarios que vayan explicando que les permitía atender así”, afirmó.

Durante los meses de abril, mayo y junio los videos en redes sociales publicados por la misma población en donde denunciaban la falta de atención en las clínicas COVID y en donde más de una persona perdió la vida.

***