1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

joven atacado en Chiapa de Corzo Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. 23 de enero de 2020.- Eduardo Anzá Gurguha, un joven de la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, fue asaltado y agredido en la “Fiesta Grande” de Chipa de Corzo, según datos de los familiares, los agresores son tres mecánicos de los juegos que cada año se colocan en la explanada central del durante la feria.

Actualmente, la situación de Eduardo es delicada, se encuentra en el hospital y debido a las lesiones tuvieron que amputarle un brazo. Cabe destacar que hasta el momento hay dos detenidos, a quienes se les imputan cargos menores.

Es por ello que la familia de la víctima, realizó una carta al gobernador del estado, Rutilio Escandón Cadenas, para exigir justicia y que no quede impune la agresión que el joven sufrió la madrugada del miércoles 22 de Enero, en horas posteriores al Combate Naval.

 

 

CARTA POR PARTE DE LOS FAMILIARES DE EDUARDO.

 

Al gobernador Rutilio Escandón Cadenas
Al Fiscal General del Estado, Jorge Luis Lláven Abarca
A la opinión pública:

Vivimos momentos muy difíciles en el país, pero en Chiapas parece haberse agravado. Los índices de delincuencia cada día son más altos y el temor fundado de la sociedad radica en esa cifras y datos que todos los días los medios de comunicación dan a conocer a través de sus portales o a través de las redes sociales.

Nos sentimos amenazados porque nunca habíamos estado en una situación similar, ni en los peores gobiernos. Tememos por nuestros hijos, por nuestras familias, amigos y por nuestra propia vida. No quisiéramos que nos alcanzara este flagelo.

La madrugada de este miércoles (02.00 horas), mi sobrino Eduardo Anzá Gurguha fue asaltado y salvajemente golpeado por tres mecánicos de los juegos instalados en la feria de Chiapa de Corzo cuando paseaba como todos los asistentes a la gran fiesta de este vecino pueblo.

Indiscutiblemente los agresores lo superaban en fuerza y número, de tal suerte que casi lo matan; acaba de salir de cirugía en el hospital del Issste de Tuxtla Gutiérrez, donde los médicos especialistas hicieron hasta lo imposible de salvarle un brazo que quedó cercenado y descolgado después de haber sido atacado con mesas de madera, pero fue imposible. Se lo amputaron totalmente.

La saña con que fue agredido nos muestra qué tan vulnerables estamos frente a la delincuencia. Escribo esto con mucho dolor. No se imaginan cuánto. Más porque desde la agresión, la policía municipal de Chiapa de Corzo y la policía ministerial detuvieron a dos de los agresores y los tienen retenidos en la cárcel municipal acusados por delitos administrativos. Cuando mi sobrino se encuentra grave en el hospital debido también a que perdió mucha sangre.

Hasta este momento, ninguna autoridad se ha acercado al hospital del Issste para realizar su trabajo investigativo sobre los hechos, aún cuando la Cruz Roja que lo auxilió dio parte a quien corresponde. Esto para mí es más lamentable, pues se trata de un crimen doloso y mi sobrino fue abandonado a su suerte.

 

Atte: Francisco Gurguha Domínguez.

 

***