1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Chiapas ¿listo para el regreso a las escuelas en medio de la tercera ola? (En la Mira) Héctor Estrada Con un semáforo epidemiológico que en Chiapas nunca ha expresado la realidad, la entidad se prepara para el regreso a clases presenciales en medio de una tercera ola de contagios y muertes por Covid-19 que esta vez parece no ser razón suficiente para que las autoridades eleven las medidas restrictivas y mucho menos posterguen el regreso a las aulas.

El presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, ha sido tajante en señalar que el regreso a las escuelas es ya inevitable, sobre todo en estados como Chiapas donde el “falso semáforo verde” no impide la normalización de ninguna actividad intraescolar. Y es que, desde el pasado 9 de agosto la entidad se mantiene como el único estado en “verde” dentro del semáforo epidemiológico; y se mantendrá así hasta el 22 del mismo mes.

El falso estatus de Chiapas como entidad “de bajo riesgo” mantiene viva la controversia sobre la enorme discrepancia entre la realidad que se vive del día a día y las cifras oficiales; pues, si bien el “Semáforo de Riesgo Epidémico” nunca ha expresado el verdadero impacto del Covid-19 (en contagios y muertes) entre la población chiapaneca, su manipulación configura un acto de elevada irresponsabilidad.

Apenas el pasado 10 de agosto la Federación de Asociaciones y Colegios Médicos del Estado de Chiapas A.C. solicitó al gobierno de Chiapas reconsiderar el cambio de semaforización epidemiológica de verde a naranja, debido al “incremento en la atención y hospitalización de pacientes en módulos COVID”.

En el documento entregado, el grupo de especialistas, presidido por José Ricardo Tovilla Victoria, además externó su preocupación por el hecho de que se incremente aún más el riesgo de contagios en la entidad, debido a que los estados vecinos se encuentran en color naranja (por los altos niveles de contagios) y Chiapas es una entidad de tránsito frecuente para el centro del país.

La presión social y los colegios de médicos parecen comenzar a permear entre las autoridades de salud. Este mismo fin de semana los rumores filtrados entre los pasillos Palacio de Gobierno propagaron la información (no oficial) sobre una posible reconsideración del semáforo epidemiológico en Chiapas para el próximo 23 de agosto. Sin embargo, el cambio de color tampoco significaría el aplazamiento del retorno a las escuelas.

Así, será el próximo 30 de agosto cuando las y los estudiantes de educación pública regresen a los salones de clases, terminando con receso forzoso de casi un año y medio, tras el inicio de la pandemia. Lo anterior significaría que en dos semanas exactamente un millón 422 mil 979 alumnos estarían regresando a clases presenciales en todas las escuelas de nivel básico de la entidad chiapaneca.

La decisión se da en medio de la controversia por la falta de condiciones para que los niños regresen a las aulas, pero también por la incongruencia de muchos padres de familia que hoy se oponen férreamente al retorno, pero mantienen llenas plazas comerciales, fiestas infantiles y espacios públicos con sus propios hijos, como si en esos sitios la pandemia ya hubiese concluido. Hoy no queda de otra que prepararse y preparar a los niños para el retorno a una nueva realidad escolar que deberán enfrentar en medio de una pandemia a la que todavía le falta mucho por concluir… así las cosas.