1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

88 asesinatos y 476 agresiones es el saldo del proceso electoral actual (En la Mira) Héctor Estrada En tres municipios de Chiapas definitivamente no habrá instalación de casillas y en dos más podrían suspenderse las elecciones por el alto riesgo que representan. Así avanza la entidad chiapaneca hacia los últimos 10 días previos a la elección del próximo 6 de junio; en medio de un escenario de violencia y amenazas de sabotaje por parte de CNTE.

Las imágenes del candidato de la alianza Juntos Haremos Historia a la presidencia municipal de San Cristóbal de las Casas, Juan Salvador Camacho, mientras era amenazado con ser ahorcado el pasado 16 de mayo por indígenas de la comunidad “Los Llanos”, se hicieron virales a nivel nacional por lo inquietante de las escenas. Sin embargo, ese no ha sido el único caso de agresiones a candidatas o candidatos en Chiapas.

El pasado 19 de mayo, la candidata del Partido del Trabajo a la presidencia municipal de Chamula, Patricia Díaz López, denunció ser víctima de violencia política y amenazas de muerte por parte de grupos no identificados que le han exigido “dejar la candidatura a cambio de su vida”.

Algo aún más grave sucedió el 21 de mayo cuando la candidata del Partido Chiapas Unido a la presidencia municipal de Cintalapa, Alejandra Aranda Nieto y su equipo de trabajo fueron secuestrados en la comunidad de Cannan mientras realizaban una gira en la zona noroeste de la entidad, para ser liberada luego de 24 horas.

El más reciente incidente ocurrió el pasado lunes cuando un grupo armado sustrajo 31 paquetes con 19 mil 133 boletas y actas electorales correspondientes a 31 casillas del municipio del Siltepec. Los “ladrones”, que por cierto llegaron encapuchados, retiraron los teléfonos celulares sin causar mayor daño y se llevaron hasta las cámaras de seguridad, supieron perfectamente a qué hora el Consejo Municipal recibiría la paquetería electoral.

Ante este contexto, el delegado del INE en Chiapas, Arturo de León Loredo, confirmó que el próximo 6 de junio no serán instaladas 90 casillas electorales; 70 en el municipio de Oxchuc, 12 en Tila y 8 en Honduras de la Sierra. Lo anterior debido a que existen conflictos e inestabilidad social que ponen en riesgo la elección. Agregó que se analiza también el caso de Siltepec y se mantiene diálogo en Venustiano Carranza donde las condiciones podrían poner en riesgo la instalación de casillas.

Sin embrago, el escenario de violencia electoral es generalizado. De acuerdo con información de Etellekt Consultores, organización especializada en comunicación y gestión de riesgos, con el homicidio de Alma Barragán este 25 de mayo en Guanajuato, suman 88 políticos asesinados en las Elecciones de 2021, 34 de ellos eran aspirantes y candidatos a puestos de elección.

De los 34 aspirantes y candidatos privados de la vida, 29 pretendían competir por puestos del ámbito municipal; el 89 por ciento eran personas opositoras a los alcaldes que gobiernan en los municipios que buscaban gobernar o representar. Otros cuatro aspirantes y candidatos asesinados se postulaban por diputaciones estatales, todos eran opositores a los gobiernos estatales. Mientras que la víctima restante era aspirante a una diputación federal.

El actual proceso electoral es el segundo más violento desde el año 2000 y Veracruz es el estado que más homicidios de candidatos reporta. Así, desde el arranque del actual proceso electoral -en septiembre- hasta el mes de abril, se han registrado 476 agresiones en contra de 443 políticos, aspirantes y candidatos a puestos de elección popular. Y la cifra sigue en aumento conforme se acerca el día de las votaciones.

Se trata pues de un escenario bastante complejo que en Chiapas se ha agudizado con la amenaza del la CNTE para sabotear las elecciones como represalia por la detención y encarcelamiento de los normalistas de la Rural Mactumatzá. La injerencia de la delincuencia organizada, incrustada en las estructuras de poder, y la exacerbada polarización política que vive el país han bañado al proceso de sangre con un saldo no visto desde hace 20 años que, lamentablemente, podría seguir en aumento… así las cosas.