1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Seis años después, reciclan treta de Manuel Velasco vs Paco Rojas (En la Mira) Héctor Estrada Una denuncia penal orquestada en 2015 por el entonces gobernador Manuel Velasco Coello, como represalia por el movimiento generado tras el fraude cometido en las elecciones de ese mismo año, ha sido revivida contra Francisco Rojas Toledo, justo a dos semanas de que inicien las campañas electorales para disputarse el ayuntamiento de Tuxtla Gutiérrez.

Mediante sus redes sociales, el ahora candidato de Movimiento Ciudadano a la presidencia municipal de la capital chiapaneca dio a conocer que la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) lo citó nuevamente este jueves a declarar en la Ciudad de México respecto al mismo proceso penal por los presuntos delitos de “lavado de dinero y extorsión”.

Se trata de la denuncia interpuesta en 2015 por una funcionaria del Órgano de Fiscalización Superior del Congreso del Estado (OFSCEO), bajo la averiguación previa UEIORPIFAM/AP/116/2015. En ese entonces se aportaron como pruebas videos difundidos en diversos medios de comunicación, donde se observa a Francisco Rojas recibiendo dinero del empresario constructor Francisco Martínez.

Los videos, que fueron parte de la guerra sucia durante las campañas electorales, se convirtieron después en elemento de chantaje y extorsión contra entonces candidato panista a la alcaldía tuxtleca. Y es que, el movimiento social desatado tras las elecciones intermedias se volvió muy pronto en un creciente “dolor de cabeza” para el ya desacreditado Manuel Velasco Coello y sus alfiles.

Las protestas multitudinarias, encabezadas por Rojas y la exposición masiva de evidencias que demostraban el fraude cometido en favor de Fernando Castellanos elevaron la crisis dentro del gobierno estatal durante su tercer año de administración. Sin acuerdos confidenciales para silenciar a Rojas, no hubo forma de ocultar el robo electoral y la situación se salió de control.

Por eso se intentó utilizar a la entonces Procuraduría General de la República (PGR) y la SEIDO para amedrentar a quien, sin pensarlo, se había convertido en estandarte de la indignación contra el “gobierno verde”. Pero el proceso penal no prosperó como se esperaba. Según las explicaciones de Rojas Toledo, los videos habían sido grabados ilegalmente en 2014 y 2015 durante actos privados de donación para brigadas médicas; pero, sobre todo, se trataba de una denuncia interpuesta por un órgano de fiscalización cuando el señalado ni siquiera era funcionario público.

Así, la investigación fue prácticamente archivada. Con la conclusión total de la administración de Fernando Castellano y la atención prioritaria de Manuel Velasco puesta en las negociaciones con Morena para entregar la presidencia municipal a Carlos Morales Vázquez (su ex secretario de Medio Ambiente), no hubo necesidad de reabrir la averiguación previa. Hasta esta semana.

No es casualidad que el nuevo citatorio se dé justo seis años después de que se interpusiera la denuncia penal, en pleno proceso electoral y a menos de dos semanas de que inicien las campañas electorales; además, con un Carlos Morales bastante desgastado y elevadas posibilidades para que Rojas Toledo pueda regresar al ayuntamiento tuxtleco, casi 20 años después de dejar la presidencia municipal en 2001.

Como se había advertido, desde que las negociaciones con Morena no se concretaron, Francisco Rojas Toledo se perfila ya como el candidato más incómodo dentro de la competida contienda por el gobierno de Tuxtla Gutiérrez. Ahora, desde Movimiento Ciudadano, el ex presidente municipal va por su tercer intento para retornar al ayuntamiento capitalino, y carga a cuestas la simpatía de votantes nostálgicos por el pasado que debe tomarse bastante en serio… así las cosas.

   

consulta lista