1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Un agresor de mujeres, exconvicto, tras la presidencia de Mapastepec (En la Mira) Héctor Estrada Utilizando ahora a su hermano como figura de simulación, el ex síndico Municipal Emmanuel Noriega Molina, desaforado en 2019 por el Congreso de Chiapas, debido a un proceso judicial en su contra por violencia de género, busca nuevamente hacerse de la candidatura al gobierno municipal de Mapastepec.

El turbio expediente de Noriega Molina no es nada nuevo. En 2018 orquestó un proceso para despojar a la actual presidenta municipal con licencia, Karla Erika Valdenegro Gamboa, de la candidatura por el partido Morena a la presidencia municipal. En ese entonces, las leyes de paridad no le permitieron contender, por lo que decidió asumir la candidatura a síndico dentro de la fórmula electoral encabezada por Valdenegro Gamboa.

Pero las maniobras de Noriega aún estaban en proceso. En abril de ese mismo año, mediante argumentos legaloides por demás anómalos, Karla Valdenegro fue declarada inelegible, siendo despojada de la candidatura, para luego ser inmediatamente sustituida por Josefina Molina Arrollavares, quien es -nada más y nada menos- que la madrastra de Emmanuel Noriega.

Las intenciones del candidato a síndico para utilizar a su madrastra como “candidata simulada” y cumplir de esa manera las leyes de paridad habían quedado completamente expuestas. Y así se mantuvo la fórmula electoral, armada por el propio Emmanuel, con él y su madrastra a la cabeza, hasta el 16 de mayo cuando el Tribunal Electoral del Estado de Chiapas, mediante la resolución TEECH/JDC/140/2018, revocó la sentencia del IEPC para devolverle los derechos políticos a Valdenegro Gamboa.

La sentencia que invalidaba la irregular decisión del Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana (IPEC) no cayó nada en gracia Emanuel Noriega, quién tuvo que enfrentar las elecciones con quien luego se convertiría en la primera mujer presidenta de Mapastepec... Con buena parte del cabildo (que él mismo integró) a su favor y la resistencia de la alcaldesa a dejarse manipular, el primer año de gobierno se convirtió en un periodo de permanentes enfrentamiento internos.

Sin embargo, el escándalo que llevó a Noriega Molina a las portadas nacionales llegó en julio de 2019 cuando se dio a conocer una denuncia penal en su contra, interpuesta por su propia secretaria, bajo la carpeta de investigación 1792-089-0501-2019, en la que se narra como el entonces síndico municipal había golpeado brutalmente a la mujer en las propias oficinas de presidencia municipal, con varios testigos de por medio.

El expediente detalla además que la empleada, con que tenía una relación sentimental, habría sido víctima de amenazas contra ella y su familia, además de violencia física de manera persistente. El proceso penal llegó a manos del Congreso del Estado que procedió al desafuero del funcionario municipal, para finalmente ser detenido y procesado en el Penal 3 de Tonalá el 31 de julio de 2019.

Pero la justicia para su víctima duro muy poco. A menos de año y medio de su detención, por una reducción de pena de la que no se precisan detalles, Emmanuel Noriega fue liberado el pasado 16 de noviembre del año pasado, reactivando inmediatamente su actividad política para recuperar los espacios perdidos en 2019.

Hoy está nuevamente “tejiendo los hilos” para retomar el control del ayuntamiento de Mapastepec, pero esta vez tras la figura de su hermano. Haciendo uso de su poder económico y sus influencias con algunas figuras de la política estatal, Emmanuel Noriega, imposibilitado moralmente por sus antecedentes penales, ahora se encuentra “tras bambalinas” impulsando la precandidatura de su hermano Elmer Nicolás Noriega, también dentro de Morena.

En el camino de sus objetivos se ha cruzado nuevamente Karla Valdenegro quien se encuentra otra vez en medio de una ola de ataques para desplazarla e impedir que pueda tener acceso a una posible reelección. Se trata de un asunto que hoy tiene en serios conflictos a la militancia morenista de dicho municipio y a quienes temen el regreso al poder de Noriega Molina con las posibles venganzas que pueda ejercer dados sus antecedentes de violencia.

Lo que sucede en Mapastepec es un tema que la dirigencia estatal de Morena debe atender con premura, pues, por desconocimiento de lo que se teje en el fondo o simple desinterés, podrían estar facilitando -bajo sus mismas siglas partidistas- el retorno simulado de un peligroso agresor de mujeres, ex convicto, que sus propios diputados desaforaron hace casi dos años y advierte con convertirse en un serio problema a futuro… así las cosas.

consulta lista