1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

 

Tierra de nadie (Epistolario) UNAM, Por Armando Rojas Arévalo JIMENA: Al afirmar el Presidente que en el problema de la UNAM –15 planteles en “paro” -- hay “mano negra”, sabe que efectivamente la hay y de quién es, y tiene toda la información. El Rector ENRIQUE GRAUE WIECHERS dijo en su mensaje a la comunidad, ayer, que hay intereses ajenos a la Institución y casi urgió a AMLO desenmascararlos.

Esos intereses son una mezcla variopinta. Podría haber de todo. Muchas manos hacen el caldo de cultivo. Desde políticos del pasado que buscan el” ajuste de cuentas” con el gobierno mediante la desestabilización, líderes de pasadas huelgas, gente presuntamente de MORENA y el PRIAN hasta grupos de malandrines (porros, anarkos y narcomenudistas). Bueno, se habla –lo cual me parece descabellado, pero no imposible- que hasta el multimillonario GEORGE SOROS está metido.

Lo que no tiene vuelta de hoja es que a alguien le conviene la crisis en la UNAM. O quiere provocar con ella un grave problema político que se extienda a todas las universidades del país, o que nuestra Casa de Estudios se convierta en una monserga mediocre.

Quiero pensar que el mensaje de LÓPEZ OBRADOR para quien mueve la cuna de los porros y porras, es en serio, porque me pareció una especie de ultimátum (Bueno, eso quiero pensar). “Hay que lamparearlos para que no anden ahí en los sótanos”, dijo LÓPEZ OBRADOR advirtiendo a los autores del caos que vive la UNAM que le paran o tomará acciones contra ellos. Un Presidente de México, cualquiera, sabe cómo y de qué manera llamarlos al orden. ¡La política es una maraña de caminos retorcidos!

El Rector hizo ayer interesantes propuestas. Todo suena y se lee maravilloso. Sin embargo, por miedo y falta de determinación, la autoridad universitaria no ha procedido ni legal ni políticamente contra los autores intelectuales y materiales del vandalismo, a pesar de que los tiene muy bien identificados y localizados. El miedo ha engendrado la impunidad con la que actúan los parásitos. El vandalismo que vimos anteayer en la explanada de la Rectoría, es producto de esa impunidad.

Si los de la “mano negra” entendieron el mensaje y quieren hacerle caso a LÓPEZ OBRADOR, la UNAM podría volver a la normalidad a partir del lunes.

Al momento, 15 planteles se encuentran parados: Las preparatorias 3, 5, 6, 8 y 9, las Facultades de Filosofía y Letras (en huelga desde noviembre), Ciencias Políticas y Sociales, Psicología, Economía y Arquitectura, la escuela de Artes y Diseño (FAD), y los CCH Naucalpan, Vallejo, Azcapotzalco y Sur.

El problema en la UNAM se dio al amparo de la legítima demanda de respeto a la mujer, pero luego degeneró cuando los porros manipulados tomaron planteles y se refugiaron en ellos día y noche para hacer su desmadre y justificar el sueldo. También feministas radicales se atrincheraron en el interior de escuelas y facultades donde cometieron actos vandálicos, destruyendo pupitres, pintarrajeando paredes y rompiendo vidrios. Aquello que fue una extraordinaria propuesta social, acabó desfigurada.

Nada menos antenoche, sujetos encapuchados rompieron en Ciencias Políticas y Sociales la malla ciclónica de una bodega de bicicletas propiedad de la UNAM para el servicio de estudiantes, robándose 13 de esos vehículos.

Muchos –hombres y mujeres- no son estudiantes. Se dicen miembros de “colectivos” y andan encapuchados para que no se les identifique.

Dentro de todo el caos hay voces que proponen un foro universitario en el que participen alumnos, profesores, directivos y trabajadores, para analizar la violencia de género, el acoso y el hostigamiento y diseñar políticas generales que erradiquen esas prácticas.

POR CIERTO, ¿Hasta dónde es cierto que ALEJANDRO ECHAVARRÍA ZARCO, el famoso “Mosh”, la cara más visible que lideró aquella huelga, ha vuelto a la política universitaria asesorando a las chicas del colectivo “Mujeres Organizadas” que tiene paralizada desde noviembre a la Facultad de Filosofía y Letras? ¿No que vivía tranquilamente en Lázaro Cárdenas, Michoacán, trabajando como maestro? Habría que preguntarle a los de la CNTE michoacana de la que es miembro y a MORENA, donde milita.

¿Hasta dónde es cierto que el ex jefe de seguridad de la UNAM, gente de NARRO, mueve hilos dentro de este paro en los 15 planteles? ¿Efectivamente es el autor o creador del portal o blog universitario “UNAM SOCIAL”, que desde la semana pasado llamó al paro total? ¿Es esta la página a la que en su mañanera de anteayer se refirió LÓPEZ OBRADOR?

Total, lo de la UNAM es un intríngulis aparentemente difícil de resolver; se necesita producto de gallina.

DE OTRAS COSAS, pero a propósito de congruencias, como te digo una te digo otra, asevera La Chimoltrufia. ¿A dónde fue a parar la proclama de AMLO, de que no permitiría el amiguismo y nepotismo? Por ejemplo, me llega información de que un joven de nombre ANGEL MUÑOZ OBRADOR, que no terminó la prepa y presuntamente es sobrino de ya sabes quién, tiene un puesto de subdirector en la secretaría de Comunicaciones y Transportes. ¿En qué quedamos, por fin?

También, por ejemplo, BERTHA MARÍA ALCALDE LUJÁN, hermana de LUISA MARÍA de los mismos apellidos, secretaria del Trabajo, es secretaria ejecutiva adjunta del Sistema Nacional de Seguridad Pública, mientras que ALEJANDRO ENCINAS NÁJERA, hijo de ALEJANDRO ENCINAS, subsecretario de Derechos Humanos de Gobernación, es titular de la Unidad de Asuntos Internacionales de la secretaría del Trabajo. En tanto, RODRIGO ABDALA D’ARTIGUES, sobrino de JULIA ABDALA LEMUS y MANUEL BARTLET, es delegado federal de la secretaría de Bienestar en Puebla.

De plano, así no se puede.

QUE ALGUIEN ME EXPLIQUE si tener dos nacionalidades es impedimento para ocupar un cargo de elección. NAPOLEÓN GÓMEZ URRUTIA, quien es senador, tiene la nacionalidad mexicana y la canadiense. El 2 de enero viajó a Vancouver, donde tiene residencia, exhibiendo pasaporte de aquel país. NAPITO y su esposa ORALIA CASSO, quien también adoptó la nacionalidad canadiense, fueron pasajeros del vuelo 696 de Aeroméxico, ocupando los asientos 3A y 3B de primera clase. Digo…

P.D.-La rifa del avión sigue siendo “trending”, pero AMLO ya inventó lo de acabar los “puentes”. Y así, cuentos de nunca acabar. Qué astucia.