1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

 

Vengo de la cultura del derecho (Entrelíneas) Jorge Ceballos Rutilio Escandón Cadenas, protestó el sábado como gobernador constitucional de Chiapas, lo hizo de manera similar a la del presidente Andrés Manuel López Obrador: de forma austera, en un acto meramente republicano.

Atrás, en el solo recuerdo de una clase política chiapaneca, quedó la parafernalia, ese “besamanos” en el que al titular del Ejecutivo se le quemaban incienso, para ser tomados en cuenta en el futuro.

El nuevo gobernador de Chiapas, recibió el bastón de mando y se puso a trabajar, porque así lo requiere el Estado, porque le dejaron una entidad con serios problemas, tal y como lo reconoció ante el presidente López Obrador, legisladores, empresarios, periodistas y todos aquellos que de una u otra forma siguieron su asunción al poder gubernamental.

Del discurso emitido en el Congreso del Estado, existe una frase que quizá muy pocos han analizado y que, al autor de esta columna llaman mucho la atención: “vengo de la cultura del derecho”, lanzó el nuevo gobernador.

La frase en sí, debe poner a pensar a muchos, no solo a quienes, desde el sábado, tendrán la responsabilidad de acompañar a Rutilio Escandón en esta responsabilidad de realizar un gobierno que cumpla con las expectativas de miles de ciudadanos a lo largo de todo el territorio chiapaneco.

También deben preocuparse aquellos personajes que estuvieron en la administración pasada y que, del presupuesto público hicieron una kermés y creyeron que ellos eran los anfitriones y dueños, olvidándose que el dinero gubernamental es para darle bienestar y excelentes servicios a la ciudadanía.

Digo que los ex colaboradores de Manuel Velasco Coello, deben preocuparse, no porque el nuevo titular del poder Ejecutivo vaya a iniciar una cacería de brujas y llene los penales de Chiapas con esas “joyitas”, pero, es quisiera pensar que, quien dejó huellas de sus malas acciones, podría ser llamado a cuentas.

En tanto, es más que seguro que a sus colaboradores, Rutilio les dejó claro que, el uso indiscriminado de recursos para uso personal será castigado severamente; en pocas y cristianas palabras: nadie estará por encima de la ley.

Y es precisamente en los funcionarios, en quien debe caer la responsabilidad para la que fueron invitados a formar parte de este gobierno de cambio, no deben actuar como hicieron los que les antecedieron en el cargo, quienes se sentían inalcanzables, todo porque su jefe se comportó de esa manera: ciego, sordo y testarudo a las necesidades de los chiapanecos.

Quienes acompañan al gobernador Escandón Cadenas, deben tener presente que su jefe ganó porque hizo una campaña a ras de tierra, escuchando las necesidades y catapultando el hartazgo que generó una clase política que solo se dedicó al saqueo.

Por si alguno de los funcionarios que entraron en funciones, quisiera perder el piso, el gobernador estará acompañado de personajes que caminaron a su lado en la campaña y además a lo largo de su historia política, dos de ellos son Ismael Brito Mazariegos y Julio Rincón, secretario de Gobierno y coordinador de Comunicación Social respectivamente, quienes conocen la manera de actuar y pensar de quien gobernará los próximos seis años.

Sin ser adivino, el reportero cree que Rutilio Escandón será un gobernador que escuche y esté cercano a la ciudadanía, esto, para seguir el ejemplo del presidente López Obrador que, lo hace a la perfección. Hasta la próxima.