1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

 

Se acerca el tiempo de Andrés Manuel (Entrelíneas) Jorge Ceballos ¡Justamente hoy estamos a 30 días de que se celebren las elecciones, el panorama luce abrumador! En exactamente un mes, Andrés Manuel López Obrador, deberá cumplir con las expectativas y ganar la presidencia de la República, al menos eso dejan ver y sentir todas las encuestas que se realizan por estos días.

El tabasqueño no tiene enfrente rival que pueda hacerle cosquillas, las posibilidades de Ricardo Anaya y José Antonio Meade Kuribreña son nulas, es más, imposibles, ninguna estrategia que puedan usar les dará resultados para remontar a López Obrador que, es apoyado por más de la mitad de lo ciudadanos con derecho a votar

Los factores de la contundente victoria que dentro de 30 días puede obtener el nacido en Tepetitán, Macuspana, son varios, pero existe uno que ha sido su principal arma: la corrupción que impera en el actual sistema gubernamental que encabeza Enrique Peña Nieto.

Quienes siguieron a López Obrador en su aventura de fundar un partido que luce avasallador, lo hicieron sabiendo que, Morena se tenía que regir por principios básicos, entre estos el combate frontal a la corrupción, no bastaba con que esa lucha fuera solo en el discurso, en el camino varios han fallado y se han perdido, sin embargo, al candidato presidencial eso no le ha afectado, porque los mexicanos ven en él, a quien rescatará al país de tanta podredumbre.

En el plano local, muchos hombres y mujeres que se lanzaron a la calle a gastar suela, sudor y saliva fueron relegados, fueron hechos a un lado por la ambición de personajes que, desde las altas esferas del poder, intentaron apenas hace tres años que Morena, fracasara en su primera elección, y, hay que decirlo, casi lo lograron, porque electoralmente pintaron de verde a Chiapas.

Justo cuando miles de personas de buena voluntad y con deseos de cambio, iniciaron la construcción y fortalecimiento de Morena en Chiapas, por ejemplo, el hoy candidato a gobernador, Rutilio Escandón Cadenas, se mantuvo alejado del partido que le cumplió el sueño de llegar a buscar la gubernatura.

Hace tres años, en las elecciones intermedias de 2015, Eduardo Ramírez Aguilar, “flamante” candidato a senador de la República, orquestaba la operación política para aplastar a Morena; desde la costa de la entidad, arengaba que López Obrador era un mentiroso, es más se atrevió a desafiarlo y a decir que, en Chiapas lo harían respetar, y todo, porque al casi presidente de México se le ocurrió decir que había mucha corrupción, eso bastó para que el delfín de Manuel Velasco Coello, se le lanzara a la yugular, pensando que con ese discurso, en la Ciudad de México lo impulsarían para ser candidato a gobernador por el PVEM, partido al que representaba.

Para aplastar a Morena y pintar de verde a Chiapas, se usaron miles de millones de pesos, hubo un hecho que ocasionó que Chiapas fuera noticia nacional, las llamadas casillas zapato, esas en las que únicamente hubo votos para el PVEM.

Pero como la figura de Eduardo Ramírez Aguilar no convenció a nadie de la cúpula nacional del PRI, PVEM y Nueva Alianza para que fuera candidato a gobernador, por la sombra de la corrupción que lo persigue, tuvo que morderse la lengua, y buscar refugio en el partido que fundó el hombre al que tanto criticó y contra el que operó.

Junto con Eduardo Ramírez Aguilar, mutaron hacia Morena, decenas de hombres y mujeres a quienes hizo millonarios -como él- de la noche a la mañana.

Esta semana a las filas de Morena y en calidad de rey, fue encumbrado como candidato a diputado federal por el distrito 7, Miguel Prado de los Santos, aquel personaje que fue pillado desnudo y haciendo desfiguros en estado de ebriedad, aquel hombre que fue beneficiado de todas formas por el gobernador Manuel Velasco Coello.

A Miguel Prado, lo hicieron Secretario de Pesca, diputado local, delegado de Sedesol, vaya todo un aplaudidor del mandatario en turno.

Pues, esta semana Prado de los Santos fue subido de manera súbita como candidato a la diputación federal, para ello, bajaron a Ciro Sales Ruiz, quien fungió como secretario general de Morena en Chiapas, un hombre de casa, uno de los constructores de lo que ese partido es actualmente.

Así como Rutilio Escandón, Eduardo Ramírez Aguilar y Miguel Prado de los Santos, hay otros personajes que hasta hace poco, se rasgaban las vestiduras por Manuel Velasco Coello y su administración saqueadora, solo basta ver e investigar a Alfredo Pinto Aguilar, quien va como candidato a alcalde de Yajalón todo lo que tiene observado, todo a lo que se le asocia, para darnos cuenta qué simplemente dieron el salto a Morena, es para continuar con sus gustos por el saqueo.

La conseja popular señala que “perro que come huevo, aunque le quemen la trompa” o “el que es cochi, seguirá siendo cochi”, con ello nos daremos cuenta qué, Morena para estos personajes, fue su tabla de salvación para seguir detentando poder y dinero.

Aunque los seguidores y simpatizantes tanto de Anaya como de Meade esperen el milagro para que sus candidatos ganen la presidencia de la República, la realidad es que a López Obrador no lo alcanzarán en los casi 27 días que restan de campaña, y por el contrario cada día se fortalece aún más.

Lo malo, al menos en la entidad que vivimos, es que Andrés Manuel dejó que a su causa se aliaran personajes que deberían ser jubilados desde ya de la vida política, gente que operó para que Morena desapareciera, personas que nadaron de a muertito para ver que sucedía.

Y, de verdad, aunque López Obrador será el próximo presidente de México, no vemos como evitará las malas mañas de esos que llegaron de la cúpula del poder para podrir a Morena. Hasta la próxima.