1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Albores

Rodrigo Ramón Aquino

En marzo de 2012, el actual dirigente estatal del Partido Revolucionario Institucional, Roberto Albores Gleason, se negó a cubrir su suplencia en el Senado de la República.

Siendo diputado federal y suplente de Manuel Velasco Coello, quien pidió licencia para encabezar la candidatura PRI-Verde por la gubernatura de Chiapas, Albores prefirió ir en pos de la Senaduría que actualmente ocupa.

De modo que aquella legislatura concluyó con 127 senadores y no con los 128 habituales y nadie pudo obligarlo a ser suplente, con lo que lo habrían impedido de alcanzar la titularidad en la Cámara Alta.

RAG fue un caso singular que llamó la atención de la prensa nacional: ocupó por un breve periodo tres posiciones políticas: diputado federal con licencia, senador suplente y candidato a senador por la fórmula PRI-Verde.

Algo similar ocurrirá con Carlos Penagos Vargas, actual secretario de la Juventud, Recreación y Deporte de Chiapas, quien es, además, el suplente de Fernando Castellanos Cal y Mayor.

Con la licencia de Castellanos, aprobada por unanimidad en la sesión ordinaria de este martes, Penagos tendría que asumir su suplencia y con ello dejar su condición de secretario de estado y verse impedido a participar en el venidero proceso electoral local (esta posibilidad hizo relamerse los bigotes a más de uno).

No obstante, nadie puede obligar al secretario a abandonar su cargo o a ocupar la suplencia, no cuando a la actual legislatura le quedan escasos meses. Incluso si hubiese obligatoriedad podría apelar a sus derechos políticos en los tribunales y con eso tiene.

No, no habrá suplente. La actual LXV legislatura concluirá su trabajo con 40 diputados locales (recordemos que ya está integrada por 41, por la representación migrante), el dinero del salario pasará a las arcas del Congreso y Penagos aún podrá aspirar a una diputación local o sencillamente continuar en su actual cargo.

Ágora

Ya con 10 días de campaña electoral federal, es bueno repasar las reglas de oro de la estrategia electoral que nos propone el especialista Ricardo Homs. La tercera regla dice que el candidato nunca debe guiar su propia campaña aunque posea amplia experiencia y talento político y electoral. Esto es porque las percepciones personales del político pueden afectar su toma de decisiones respecto a lo que quiere el electorado.

Siempre será importante contar con la asesoría de expertos —que no sean ni parte de la estructura del partido, ni amigos, ni simpatizantes del candidato o candidata— para poder tener una valoración más objetiva de las oportunidades y los riesgos y tomar las mejores decisiones.

Corrillo

Con su licencia, Fernando Castellanos Cal y Mayor podrá dedicarse de lleno al proceso electoral federal, apoyando a cada uno de los candidatos de la fórmula PRI-Verde en el estado y, de paso, caminando la capital de manera más sistemática. Le queda aproximadamente un mes para aprovechar su actual condición de candidato a diputado federal plurinominal para enterarse qué negociación se logra para la candidatura a la presidencia de Tuxtla Gutiérrez. Si los acuerdos sobre la mesa son favorables, el dirigente pvemista renunciará a la lista a mediados del próximo mes y anunciará su inscripción al proceso local.