1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

 

¿Quién va para senador en sustitución de Noé Castañón? Raúl Ríos Trujillo

Hace una semana explicábamos en este mismo espacio quien sería, si se respetase la ley, el que ocupara el escaño de Noé Castañón Ramírez en caso de que el priista, acusado de violentar a su ex esposa, no llegara a tomar posesión como senador. 

En esa ocasión señalamos que el siguiente en la lista de candidatos de Mayoría Relativa era Roberto Aquiles Aguilar Hernández quien debería ser el que ascienda no obstante esta semana trascendió de que el espacio vacío está siendo abiertamente disputado por dos políticos íntimamente ligados al poder todavía en funciones.

Se trata de Fernando Castellanos Cal y Mayor y Emilio Salazar Farías quienes estarían dándose de codazos por el espacio a pesar de que a ninguno de los dos les corresponde, en caso de concretarse el cambio y no quedar Aquiles Aguilar Hernández estaríamos viendo otra flagrante falta y quien debería explicarla sería el Instituto Nacional Electoral (INE) toda vez que tal cómo se ve no cabe la propuesta de una nueva fórmula con nuevos nombres si no la restitución de los nombres según la lista que ya existe. 

El caso es que, una cosa es pretender ocupar ese espacio que de forma por demás muy ventajosa se aseguró el cachorro de don Noé Castañón León y otra es merecerlo, puesto que si vamos a ponernos críticos ni Salazar Farías ni Castellanos Cal y Mayor se lo merecen, uno por ya tener un espacio en la legislatura local y el otro por haberse salido por la puerta trasera sin tener el valor civil de dar cuentas por su paso en el ayuntamiento tuxtleco.

Antes de pensar en ocupar un escaño en el senado lo que debería hacer el excandidato verde a la gubernatura es rendir cuentas, dar la cara y asumir su derrota, ahora mismo que ya tiene muy poco oxigeno le urge colgarse de una tabla de salvación porque lo que ya se ve es que quedará como el único del clan sin protección de fuero.

Por otra parte, la versión de que este espacio en el senado había estado destinado desde antes de ser candidato a la gubernatura para Fernando Castellanos no es una noticia vieja, de hecho, se sabe por versiones extraoficiales que una de las razones por las que a Noé Castañón Ramírez se le acabó la suerte y la protección fue precisamente por negarse a renunciar a la senaduría para cederlo al ex alcalde verde.

Tal parece que la ley es lo último que se toma en cuenta en estos acuerdos políticos y no debería ser así, porque ahora mismo vemos que sin importarles mucho el pueblo de Chiapas se está perdiendo un espacio en la máxima tribuna legislativa de San Lázaro, en caso de que a esta curul llegara uno de los dos personajes antes citados los chiapanecos estaríamos perdiendo una voz y un voto libre.

A pocos días de arrancada la legislatura federal ya ha dado mucho de qué hablar y ya no lo decimos por el "martes negro" si no porque lo que debería ser un trámite de rutina con el senado llamando a tomar protesta a Castañón Ramírez y en el caso de no presentarse, como ya sucedió la semana pasada, rendir protesta al siguiente en la lista, (Noé no tiene suplente porque él era suplente) pero todo apunta a que no se seguirán las formas y será la bancada del PRI y del PVEM quienes negocien una nueva fórmula en la que incrusten a quien se les ocurra.

Total, que nuevamente en la próxima sesión del senado estaríamos viendo una nueva versión del culebrón que la semana pasada nos tuvo seis horas en vilo, sin lugar a dudas, son días interesantes que pondrán a prueba de qué está hecho verdaderamente la mayoría legislativa que prometió a México una transformación. Estaremos pendientes de lo que pasa. Salud y libertad.