1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

ASF y salud chis A. Marroquín

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. 31 de julio de 2017 (muralchiapas.com).- De una muestra de 225 expedientes de personal que conforman la plantilla de la Secretaría de Salud en Chiapas, cerca del 18.2 por ciento no cuentan con título o cédula profesional que los incluya al Registro Único del Servicio Público Profesional, cifra que perjudica al erario por 4 millones 250 mil 672 pesos.

De acuerdo al informe de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) correspondiente a la Cuenta Pública del 2016, señala que 145 profesionales de la salud a nivel nacional no cuentan con  documentos que acrediten su perfil de especialistas, 297 son aviadores, 75 han cobrado sueldos excesivos y 102 percibieron honorarios pese haber sido dados de baja.

A lo anterior, la ASF puntualiza en el pliego de observaciones 16-A-07000-0643-06-002 que de los 145 profesionales que no cuentan con documentación que acredite el perfil de la plaza contratada, 29 de estos se encuentran en Chiapas, dónde se presume un daño o perjuicio a la Hacienda Pública Federal por un monto de 4 millones 250 mil 672 pesos con 62 centavos, más los rendimientos financieros que se hubiesen generado desde la disposición de los recursos de ese año.

"Se presume un probable daño o perjuicio o ambos a la Hacienda Pública Federal por un monto de 4,250,672.62 pesos (cuatro millones doscientos cincuenta mil seiscientos setenta y dos pesos 62/100 M.N.), más los rendimientos financieros que se hubiesen generado desde la disposición de los recursos, hasta su reintegro a la cuenta del fondo, debido a que la entidad fiscalizada efectuó́ pagos con recursos del FASSA 2016 a servidores públicos que no acreditaban el perfil académico correspondiente a sus percepciones; en su caso, deberán ser acreditados ante este órgano de fiscalización con la evidencia documental de su destino y aplicación a los objetivos del fondo, de acuerdo con la Ley de Coordinación Fiscal", asegura el informe.

A lo anterior, detalla que se efectuaron pagos nominales indebidos a 14 enfermeras generales A, con pagos indebidos de 592.2 mil pesos; 2 jefes de farmacias, con 673.3 mil pesos; 2 jefes de Unidad de atención médica D, con 349.8 mil pesos; 4 médicos especialistas A, con 821.9 pesos mil; 2 médicos general A, con 737.6 mil pesos; 1 jefe de unidad en hospital, con 40 mil pesos; 1 supervisor médico en área normativa, con 40.4 mil pesos; 2 jefe de enfermeras C, con 433.4 mil pesos; 1 médico especialista B, con 482.4 mil pesos; y 1 enfermera general C, con 92.4 mil pesos.

Cabe hacer mención que a través del Registro Nacional de Profesionistas de la SEP se pudo consultar que también, Jairo César Guillén Ramírez, director de Administración y Finanzas; Fernando Antonio Cantón Santos, del área de Comunicación Social; Alma Brenda Gordillo Sánchez, subdirectora de Recursos Financieros; Juan María Pérez Gumeta, encargado del departamento de Integración Presupuestal; Luis Ernesto Arechar Narváez, encargado del departamento de Desarrollo Organizacional no cuentan con título o cedula profesional. 

De esta forma, el artículo 2, 3 y 5 de la Ley del Servicio Profesional de Carrera (SPC), destaca que el acceso a la función pública se dará a personas físicas integrantes del SPC, o sea contar con datos profesionales que transparenten su perfil laboral, esto en base al mérito de quienes entiendan como secretario, director general, director de área, subdirector de área, jefe de departamento y enlace.

Asimismo, el artículo 15 y 17 de esta ley, menciona que el Registro Único del Servicio Público Profesional es un padrón que contiene información básica y técnica en materia de recursos humanos de la Administración Pública y se establece con fines de apoyar el desarrollo del servidor público de carrera dentro de las dependencias, cual deberá incluir a cada servidor público que ingrese al sistema (gobierno).