1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

oscar zuñigabotello Bernardino Toscano

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. 07 de junio de 2017 (muralchiapas.com).- A tres días de ponerse en plantón frente a la sede del gobierno del estado en demanda de justicia tras ser despedido por el presidente municipal de Pichicalco, Luis Miguel Pérez Ortiz, el señor Oscar Zúñiga Botello ni siquiera ha sido atendido por funcionario alguno de la administración de Manuel Velasco Coello.

Con 81 años a cuesta, sufriendo múltiples enfermedades actualmente, se plantó frente al edificio gubernamental, solicitando que se le pensione por parte del ayuntamiento de Pichucalco, mediante la intervención de la administración de Manuel Velasco, pero hasta el momento es ignorado por completo.

Después de 37 años de laborar en la comuna de aquel lugar, el nuevo presidente lo despidió el uno de octubre del 2015 al inicio de la actual administración, el munícipe ni lo indemnizó ni lo pensionó, en la actualidad solo le ofrece unos 10 mil pesos.

Pese a que asistió a las autoridades laborales en el estado, por no contar con una buena defensa o la omisión del propio abogado que lo asistió, no pudo lograr que se le indemnizara ni una pensión justa para él.

Zúñiga Botello en su protesta exige justicia, pues se encuentra sumamente delicado de salud, por causa de cáncer en la piel, sordera, presión alta, diabetes y cistitis crónica la cual por prescripción médica es necesario estar en completo reposo con atención médica.

También su esposa se encuentra con embólea y por la edad y padecimiento de los dos, ninguna puede trabajar, por lo que pide ser escuchado y que le otorguen justicia a través de una pensión justa.

 También denunció que ninguna persona por parte de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) a cargo del ex dirigente priista, Oscar Trinidad lo ha visitado para iniciar su queja.