1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

hidroelectric c A. Marroquín

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. 05 de junio de 2017 (muralchiapas.com).- A 11 días de haberse anunciado la cancelación del proyecto de la Hidroeléctrica Chicoasén II por parte de CFE, la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (CANACINTRA) en Chiapas, consideró que, por falta de voluntad del gobierno Federal y Estatal, como por la politización de organizaciones sociales y funcionarios públicos la obra se fue estancando.

En entrevista, Juan Pablo Cañaveral Constantino, presidente de la CANACINTRA, opinó que la cámara que dirige, espera que las autoridades federales y estatales reactiven la obra, ya que sobre tal tema ha existido falta de voluntad, como aplicación a la ley.

“Falta de voluntad de resolver las cosas y si la voluntad es la aplicación del estado de derecho, la aplicación a la ley hay que hacerlo, eso se llama falta de voluntad”, subrayó.

Por ello, comentó que los industriales esperan próximamente que el gobierno federal y el gobierno del estado hagan un esfuerzo para reactivar una vez más la obra Chicoasén II, ya que esta contingencia laboral se ha debido a la politización de la hidroeléctrica.

“Se ha politizado tanto, se ha dicho tanto de la hidroeléctrica tanto organizaciones sociales y algunos actores políticos también que están involucrados, eso ya no podemos seguir permitiendo en Chiapas ese tipo de acciones”, dijo.

Asimismo, añadió que cuando una empresa tiene la intención de invertir en el estado, los beneficiados directos, como organizaciones sociales y políticas ven un botín en los proyectos, dejando de lado el desarrollo.

“Cuando llega una empresa a invertir parece que fuera un botín para el municipio o para el pueblo que pueden ser beneficiado, que los obliga primero que todo los agregados de tierra, grava, arena sean comprado con una organización tal, y también la comunidad que obliga pareciera ser que tienen que ser contratados a fuerza por estar establecidos en su municipio”, manifestó.

Para concluir, remarcó que la construcción de la presa hidroeléctrica Chicoasén II “venía a desarrollar y a detonar una economía y generación de empleos muy importante que eso se necesita”.